viernes, 13 de marzo de 2009


El humo, el gris, la niebla: ¿con qué escribir el poema sin estos brazos rígidos, sin estos huesos torcidos de abrazar sombras? Me veo despertar, me veo ver que no está, me veo por el ojo de la cerradura: mi atroz imaginación, no entiendo el por qué de tanta ausencia.


(otro día que me lleva a Alejandrita)

No hay comentarios:

Publicar un comentario